Proyecto "Aula de Cocina"

Proyecto "Aula de Cocina"

El proyecto "Aula de Cocina" supone una oportunidad más para la integración de las personas con síndrome de Down en nuestra sociedad, adquiriendo hábitos que mejoren su autonomía personal y que les permitan llevar a cabo una vida lo más independiente posible. Además, transversalmente, el Aula de Cocina supone el trabajo de una serie de destrezas y habilidades importantísimas para el desarrollo integral de las personas con síndrome de Down (cognitivas, motrices, comunicativas y del lenguaje, psicológicas, entre otras). 

La finalidad perseguida con este proyecto es que las personas con síndrome de Down participantes adquieran las habilidades básicas para desenvolverse en la cocina con autosuficiencia, fomentando a la par importantes hábitos. Por un lado, la alimentación saludable (a través de la realización de recetas sencillas y variadas). Por otro lado, la higiene (lavarse las mano antes de la manipulación de los alimentos, no utilizar los mismos utensilios de cocina apra alimentos crudos y cocinados, recoger y limpiar siempre al final la tarea, entre otro). Y, por último, la seguridad en cuanto a la prevención de accidentes en el entorno de la cocina. 

Los objetivos específicos de este proyecto son: 

  • Favorecer el desarrollo de habilidades cognitivas propias como la atención, la percepción, la creatividad, la lectura, el cálculo y la memoria. 
  • Trabajar las funciones ejecutivas. Las funciones ejecutivas tienen que ver con las funciones cerebrales que ponen en marcha, organizan, integran y manejan otras funciones. Hacen referencia a un amplio conjunto de capacidades adaptativas, que nos permiten analizar qué es lo que queremos, cómo podemos conseguirlo y cuál es el plan de actuación más adecuado para su consecución (establecer los objetivos deseados, planificar y elegir las estrategias necesarias para conseguir el objetivo, organizar y administrar las tareas, seleccionar las conductas necesarias, ser capaces de iniciar, desarrollar y finalizar las acciones necesarias, supervisar si se está haciendo bien o no, prever las consecuencias, cambiar los planes para rectificar los fallos y controlar el tiempo para alcanzar la meta prevista). 
  • Favorecer las habilidades comunicativas.
  • Favorecer las habilidades motrices como la psicomotricidad fina y gruesa, la coordinación óculo-manual, coordinación bimanual, control de la fuerza, entre otras.
  • Potenciar la participación y el trabajo en equipo, las relaciones sociales y la colaboración.
  • Fomentar el desarrollo de la autoestima, la motivación, la autonomía y la seguridad en sí mismos, así como, la responsabilidad de sus actos.
  • Impulsar la toma de decisiones de manera racional.
  • Estimular los sentidos: gusto, tacto y olfato, principalmente.
  • Aprender técnicas básicas de cocina: batir, pelar, cortar, trocear... y aplicarlas en la elaboración de menús.
  • Favorecer un ambiente agradable y de disfrute continuo.